Escuelas sin racismo

HOY MAS QUE NUNCA, DESDE ACPP,
SEGUIMOS APOYANDO LA ESCUELA PÚBLICA

#TodosaldráBien

 

Nuestra actividad no ha parado en las últimas semanas. Lejos de eso, nuestros equipos han seguido trabajando para estar a la altura del reto que supone poder contribuir a lucha frente al COVID-19 tanto en los países del Sur en los que tenemos presencia, como en nuestra labor en el área de Educación y apoyo a la Escuela Pública en España.

Desde ACPP, estamos reforzando nuestro trabajo de incidencia social e institucional para mantener las convocatorias y líneas de financiación pública que atajan las causas estructurales que forman parte del origen de esta pandemia, así como para que destinen fondos añadidos para actuar de manera inmediata y salvar vidas.

En el caso de Educación, además de continuar defendiendo pedagogías críticas y modelos de enseñanza-aprendizaje que favorezcan la transformación social y el ejercicio de una ciudadanía comprometida, se hace más necesario que nunca apoyar la labor de escuela pública y garantizar su función reguladora y de compensación educativa para atender a la población más vulnerable.

Hace unas semanas, la UNESCO advertía que el cierre de las escuelas conlleva “desigualdades educacionales”, ya que familias con más holgura económica “tienden a tener niveles más altos de educación y más recursos para compensar” la pérdida de clases. La reducción del tiempo de enseñanza influye en el rendimiento escolar. Desde la ONG Save the Children declaraban que “El nivel educativo de los padres no les permite compensar en casa la ausencia de un profesor; se produce una interrupción total del proceso educativo”, la educación online en estos casos no funciona: entre las familias que ingresan menos de 900 euros al mes, un 42% no tiene ordenador en casa y un 22% no tiene acceso a la red. La OCDE en su informe PISA y diversas investigaciones del Banco Mundial señalaban también estos días que cada semana que dure el confinamiento van a aumentar las brechas de aprendizaje. Según un documento con las necesidades educativas elaborado por el Gobierno con motivo de la crisis del coronavirus, el cierre de las escuelas durante un mes (sin ofrecer continuidad a distancia) puede suponer que los niños/as de las familias más desfavorecidas pierdan el equivalente cognitivo a 4,5 meses de colegio, en comparación con el alumnado con un entorno más favorecido.

Es por eso que, desde ACPP, estamos reforzando nuestro programa educativo Escuelas sin Racismo, Escuelas para la Paz y el Desarrollo – ESR, EPD y todos sus recursos pedagógicos, con un esfuerzo para adaptar sus contenidos a la nueva realidad digital que nos deja el COVID-19. Del mismo modo, seguimos muy pendientes del alumnado y de las familias con mayor riesgo de vulnerabilidad por lo que nuestro programa ESR, EPD está al servicio de las escuelas con las que trabajamos para contribuir en su papel de compensación educativa.